logo-tema
soporte-redes

Noticias Blog

Sobre el complemento por peligrosidad

Sobre el complemento por peligrosidad

Sobre el complemento por peligrosidad

 

Sentencia del Tribunal Supremo

 

Dos trabajadores adscritos a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía prestan servicio como interpretes –informadores en el Espacio Natural de Sierra Nevada desde 2007. Presentaron una demanda en reclamación de cantidades que entendían devengadas por un complemento de peligrosidad, toxicidad y penosidad desde el 29 de marzo de 2007. El Juzgado de los Social 5 de Granada  estimó la pretensión de los demandantes, y declaró el derecho de los demandantes a percibir ese complemento desde el 29 de marzo de 2007 hasta la actualidad y en lo sucesivo mientras persistieran las mismas condiciones.

Por las Consejerías de Medio Ambiente y de Hacienda de la Junta se recurrió en suplicación la sentencia ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía/Granada, la cual estimó el recurso de dichos organismos y revocó la anterior sentencia. Entendía el Tribunal que “…los riesgos alegados son inherentes al ejercicio de sus funciones y en todo caso de ser extremos se producirían con carácter ocasional”.

Presentado recurso de casación por los trabajadores, la Sala define en primer lugar en los Fundamentos de Derecho las tareas propias de la categoría profesional de interprete –informador: “…ejerciendo funciones administrativas, tiene como actividad principal la de atención al público, en las oficinas de turismo, conociendo y aplicando al menos dos idiomas modernos y que así mismo realizarán cualquier otra función, de la misma o análoga naturaleza, que se les pueda encomendar”.

Sin embargo en la sentencia recurrida se describen como hechos probados los trabajos que realmente realizan los demandantes:  “… caminar por senderos con escolares, asociaciones y todo tipo de público; acompañar al personal técnico del espacio; diseño y seguimiento de senderos en el espacio natural; seguimiento de infraestructuras de uso público en el espacio protegido (refugios de montaña, carriles, centro de visitantes, punto de información, etc.); colaboración con el SEREIM (Servicio de Rescate de Alta Montaña de la Guardia Civil) para la localización de accidentados y/o perdidos, etc…

Cita también la Sala los riesgos específicos de naturaleza extraordinaria a los que están sometidos, entre otros ubicación del puesto de trabajo en la mayoría de las ocasiones a más de 1.500 metros de altitud y en el entorno de la alta montaña, con alturas hasta 3.482 metros y gran parte del territorio por encima de los 2000 metros; riesgo de accidentes y caídas por las características de los medios de transporte, el desplazamiento por pistas y caminos de alta montaña en los que pueden darse condiciones climatológicas especialmente adversas agravadas por la falta de luz o por la exposición prolongada y continuada al frío extremo y a la radiación solar tan intensa y característica de la alta montaña; a picaduras de insectos y reptiles; o la dificultad de atención y rescate en caso de sufrir un accidente.

Así las cosas, y de acuerdo con el Ministerio Fiscal, la Sala procede a estimar el recurso de los trabajadores.

Posted on
Posted in Noticias Blog