logo-tema
soporte-redes

Noticias Blog

Distribución irregular dela jornada laboral

Distribución irregular dela jornada laboral

Distribución irregular dela jornada laboral

 

El apartado 2 del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores (“Tiempo de trabajo”) señala que a través de convenio colectivo o en virtud de acuerdo entre los trabajadores y la empresas, se podrá  fijar una distribución irregular de la jornada de trabajo.

En el caso de que no existiera pacto, la empresa podrá de manera unilateral implementar una distribución irregular durante el año del 10% de la jornada de trabajo. Deberá estar justificada en razón a necesidades empresariales.

Si se da el caso de que en virtud de la distribución irregular de la jornada los trabajadores superasen el número de horas pactado en convenio como jornada anual, dicho exceso deberá ser compensado con menos horas en otros periodos de tiempo.

Si no existe pacto firmado las diferencias originadas por la distribución irregular deberán ser compensadas en el plazo de 12 meses desde que se produzcan. Además la empresa tiene un límite de ampliación de la jornada por encima de las 40 horas semanales de hasta un 10% de la jornada anual.

En ningún caso dichas horas de exceso tendrán consideración de horas extraordinarias siempre que se deriven de una distribución irregular de la jornada.  Del mismo modo en ningún caso se podrá superar en un cómputo de 12 meses el número de horas anuales fijadas por el convenio.

El trabajador deberá recibir un preaviso de al menos cinco días  de la distribución irregular por parte de la empresa.

Esta opción que facilita el Estatuto de los Trabajadores, tiene también unos límites. Tanto para el caso de que la distribución irregular se derive de un convenio colectivo o de un pacto entre empresa y trabajadores, como si se produce por decisión unilateral de la empresa.

En este último caso, deberán ser siempre respetados los periodos mínimos de descanso diario y semanal fijados por el ET: “El número de horas ordinarias de trabajo efectivo no podrá ser superior a nueve diarias, salvo que por convenio colectivo o, en su defecto, acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores, se establezca otra distribución del tiempo de trabajo diario, respetando en todo caso el descanso entre jornadas”. En lo relativo al descanso semanal el artículo 37.1 fija: “Los trabajadores tendrán derecho a un descanso mínimo semanal, acumulable por periodos de hasta catorce días, de día y medio ininterrumpido que, como regla general, comprenderá la tarde del sábado o, en su caso, la mañana del lunes y el día completo del domingo”.

Posted on
Posted in Noticias Blog