logo-tema
soporte-redes

Noticias Blog

La mejora de la tasa de paro no llega a los parados de larga duración

La mejora de la tasa de paro no llega a los parados de larga duración

La mejora de la tasa de paro no llega a los parados de larga duración

 

Informe de la Fundación BBVA.

 

La Fundación BBVA ha dado a conocer un análisis sobre sobre la situación del desempleo en nuestro país tras la crisis. 

Señala el informe que además del aumento del paro general entre 2007 y 2016, se ha producido un preocupante aumento del paro de larga duración (un año o más en desempleo). Y que a pesar del descenso del 6,5% en los últimos tres años, ese colectivo de parados de larga duración apenas ha mejorado en sus cifras. “En 2007 sólo el 5,5% de la población parada llevaba buscando empleo cuatro o más años, en 2013 se situaba en el 13,3% y en 2016, pese a varios trimestres de reducción del desempleo en su conjunto, este porcentaje aumentaba hasta el 24,1% del total de los parados”.

Señalan los autores del informe que el crecimiento del empleo a raíz de la mejora económica “…se centra en unos grupos poblacionales pero excluye a otros”.

Canarias, el Principado de Asturias, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y La Rioja son las CC AA que concentran mayor porcentaje de parados —más del 25%— que llevan buscando empleo más de cuatro años. Aunque en mayor o menor medida el problema se presenta en toda España. 

La cuestión estriba en que esos parados de larga duración se concentran en un alto porcentaje en el tramo de edad de 50 años o más, lo que para los autores del informe es un dato preocupante. Así, “…el 39,2% de los parados de esta edad lleva buscando empleo cuatro años o más, el 59% de los parados lo son de muy larga duración (dos o más años) y el 72,1% son parados de larga duración (un año o más)”. 

Un resultado evidente es que ese colectivo de mayores de 50 años se convierte en un grupo poblacional de una especial vulnerabilidad y en riesgo de pobreza, generando un aumento destacado de los niveles de desigualdad; teniendo en cuenta además que la mayoría de ellos tienen cargas familiares. Indican los autores que las políticas públicas de inserción laboral deben “ponerse las pilas” para intentar revertir esta situación.

Considera el informe que es justificada la atención de las autoridades económicas nacionales e internacionales sobre la elevada tasa de paro juvenil en nuestro país, pero no hay que dejar de lado a ese otro colectivo de parados de larga duración de más de 50 años, por las graves consecuencias que tiene a todos los niveles, tanto para ellos mismos como para el propio país. 

 

Posted on
Posted in Noticias Blog