logo-tema
soporte-redes

Noticias Blog

Despido por descalificaciones en una red social

Despido por descalificaciones en una red social

Despido por descalificaciones en una red social

 

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura

 

Un trabajador recibió carta de despido por haber incluido en su perfil de Facebook comentarios que pudieran resultar ofensivos para la empresa y compañeros, a raíz de habérsele denegado un permiso de un día por fallecimiento de un familiar ni encontrar a ningún compañero que pudiera sustituirle en sus funciones. Según la empresa dicho trabajador había sido sancionado anteriormente por hechos parecidos.

Al no haber avenencia en un acto de conciliación previo, el trabajador presentó demanda ante los Juzgados de lo Social y fue el nº 3 de Badajoz quien dictó sentencia estimando la demanda y declarando improcedente el despido lo que acarrea la readmisión del empleado o la indemnización según la naturaleza del despido.

No conforme, la empresa presentó recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura. Aunque se discutía también en dicho recurso unas discrepancias en las cifras indemnizatorias,  nos centramos aquí en la causa del despido.

En los Fundamentos de Derecho se señala por la Sala que “La resolución recurrida mantiene, aplicando la doctrina gradualista, que las “ofensas” del trabajador no revisten la gravedad y la culpabilidad necesaria para que se le sancione con la «pena máxima» en el ámbito laboral”.

El convenio de la empresa calificaba como falta muy grave  “Los malos tratos de palabra u obra, la falta de respeto y consideración a sus superiores o a los familiares de éstos, así como a sus compañeros de trabajo, proveedores y clientes de la Empresa. Sin embargo la Sala, basándose en jurisprudencia del Tribunal Supremo, señala que “…es obligado el examen individualizado de cada caso concreto en que han de ponderarse todos los elementos concurrentes en él, tanto subjetivos como objetivos: intención del infractor, circunstancias concurrentes, posibilidad de la existencia de provocación previa, etc., de tal manera que sólo cuando la conducta del trabajador, valorada teniendo en cuenta todos los elementos de juicio dichos, constituye una infracción de la máxima gravedad, resultará procedente la sanción de despido”.

Para la Sala resulta evidente que el trabajador no tenía intención de inferir ofensa moral a persona alguna, que no identifica, pues alude a compañeros y empresa. Y considera que el trabajador estaba  en unas circunstancias “…de una evidente vulnerabilidad… manifestando su dolor por no haber podido acompañar a sus familiares en una situación luctuosa”. Y añade,  “Tampoco consideramos que se agrava su conducta por el hecho de haber sido llevada a efectos en su perfil de Facebook, pues hoy por hoy y para una gran parte de la sociedad, aun cuando no se comparta por esta Sala, se emplea para exponer cuestiones personales y familiares de forma habitual y su publicidad está limitada en la misma forma que el propio funcionamiento de Facebook”.

A tenor de lo anterior la Sala desestima el recurso de la empresa, confirmando la sentencia de Juzgado de lo Social.

Posted on
Posted in Noticias Blog