logo-tema
soporte-redes

Noticias Blog

Responsabilidad ante la IPT de un trabajador

Responsabilidad ante la IPT de un trabajador

Responsabilidad ante la IPT de un trabajador

 

Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de julio 2017.

 

Tras prestar servicios en diversas empresas desde mayo de 1998, las cuales constituyen una única empresa con cambio de domiciliación social, un trabajador  es objeto en 2102 de estudio por la Mutua por posible neumoconiosis, siendo diagnosticado de silicosis crónica simple sin alteración funcional respiratoria. Se le reubicó en otra sección pero en 2014 se acredita la evolución de la patología, con silicosis crónica complicada. El INSS reconoció en 2015 la incapacidad permanente total, con responsabilidad de la mutua que cubría dicha contingencia en la última empresa a la que estuvo inscrito el trabajador. El trabajador estuvo sometido entre 2005 y 2012, a porcentajes de exposición al sílice que superaban los límites de exposición.

La mutua presentó demanda contra el INSS, la TGSS y la citada empresa. El Juzgado de los Social 3 de Bilbao la desestimó, por lo que fue recurrida en suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, cuya Sala de lo Social desestimó el recurso y confirmo la primera sentencia.

Por la mutua se recurrió en casación ante el Tribunal Supremo. La Sala de lo Social estima en parte el recurso de la mutua y declara la responsabilidad compartida entre el Instituto Nacional de la Seguridad Social y Mutualia, en base a los siguientes motivos, que resumimos:

1) La enfermedad profesional se ha venido desarrollando a lo largo del tiempo por la exposición del trabajador a determinadas sustancias, elementos o condiciones de trabajo. Ello impide que se pueda establecer que la entidad responsable es la aseguradora del momento en el que se manifiesta la enfermedad.

2) Por ese desarrollo temporal se han podido suceder diferentes aseguradoras de dicha contingencia, en concreto, a partir del 1 de enero de 2008 el INSS no detenta la exclusividad en el aseguramiento, sino que este puede ser asumido por las Mutuas.

3) La anterior jurisprudencia de la Sala ya apuntaba la posibilidad de que se plantease el problema de establecer los criterios de imputación de la responsabilidad en una situación de concurrencia de gestoras en el tiempo.

4) “La jurisprudencia de esta Sala, en supuestos de sucesión de Mutuas en el aseguramiento, …ha establecido la responsabilidad compartida de la entidad en la que estaban aseguradas las contingencias comunes y aquella otra en la que se encontraban aseguradas las contingencias profesionales”.

5)  “La regla general es que la responsabilidad corresponde a aquella entidad en la que está asegurada la contingencia en el momento en el que se produce el hecho causante. Sin embargo, al tratarse de enfermedad profesional, el hecho causante no se produce en un momento concreto y determinado, sino que va gestándose a lo largo del tiempo hasta que se exteriorizan las dolencias. Como durante el periodo anterior al 1 de enero de 2008 el trabajador estuvo sometido a los elementos susceptibles de generar la enfermedad profesional – silicosis crónica complicada- y durante este periodo el riesgo estaba asegurado en el INSS y con posterioridad a esa fecha siguió sometido a la exposición a dichos riesgos -periodo en el que la contingencia estaba asegurada en Mutualia- la responsabilidad derivada de las prestaciones que por contingencia de enfermedad profesional le han sido reconocidas al trabajador, ha de ser imputada a ambas entidades, en proporción al tiempo de exposición del trabajador a los citados riesgos”.

Posted on
Posted in Noticias Blog