logo-tema
soporte-redes

Noticias Blog

Amparo del Tribunal Constitucional a una mujer que por baja de embarazo no pudo optar a mejorar sus condiciones laborales

Amparo del Tribunal Constitucional a una mujer que por baja de embarazo no pudo optar a mejorar sus condiciones laborales

Amparo del Tribunal Constitucional a una mujer que por baja de embarazo no pudo optar a mejorar sus condiciones laborales

 

Sentencia del Tribunal Constitucional

 

Una trabajadora contratada como limpiadora en un centro de salud, con un contrato indefinido de 20 horas semanales, causó baja en su trabajo por un embarazo de riesgo en marzo de 2010. Apenas unos meses más tarde la empresa contrató de forma indefinida a otra trabajadora en su sustitución; pero en este caso el contrato era de 30 horas y fue asignada a otro centro de salud.

Cuando concluyó la baja laboral y se incorporó a su puesto de trabajo, la trabajadora conoció del contrato a la segunda mujer contratada por lo que solicitó su traslado al nuevo centro de salud y la ampliación de su jornada laboral de 20 a 30 horas semanales. Se denegó por parte de la empresa tal pretensión a pesar de que la trabajadora, por su mayor antigüedad, tenía preferencia según el Convenio de aplicación.

Tras un previo acto de conciliación sin efecto, la trabajadora presentó demanda ante el Juzgado de lo Social núm. 3 de Jerez de la Frontera, que en su sentencia estimó las pretensiones de la actora. Dicha resolución fue recurrida en suplicación por la empresa de limpieza empleadora. La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (Sevilla) estimó dicho recurso en 2015 y revocó la sentencia, absolviendo a la empleadora.

Con posterioridad, la trabajadora presentó recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. De forma muy resumida señalamos algunos fundamentos de derecho de la sentencia dictada en fecha 16 de enero de 2017 que estima el recurso de la trabajadora.

Dice la Sala que, «…el embarazo es un “factor diferencial” que incide únicamente en las mujeres. Por esta razón, la protección de este “hecho biológico” y de la salud de la mujer debe ser compatible con la conservación de sus derechos profesionales; lo contrario, es decir, “la minusvaloración o el perjuicio causado por el embarazo o la sucesiva maternidad constituyen” supuestos de discriminación por razón de sexo».

Añade el Tribunal que «…si bien el art. 14 CE “no consagra la promoción de la maternidad”, sí proscribe “toda distinción, trato peyorativo y limitación de derechos o legítimas expectativas de la mujer en la relación laboral”, por lo que “la asignación de consecuencias laborales negativas” al ejercicio de la maternidad puede vulnerar el derecho fundamental a la igualdad».

Para el TC la empresa vulneró el derecho a la igualdad de la demandante. Existió una falta de comunicación a la trabajadora que por estar de baja no pudo optar a mejorar las condiciones de su contrato y de su trabajo. Así, la empresa vulneró el derecho de la demandante a no sufrir discriminación por razón de sexo. En consecuencia la sentencia dictamina:

1 – Declarar que se ha vulnerado el derecho de la demandante de amparo a no sufrir discriminación por razón de sexo (art. 14 CE).

2 – Restablecerla en su derecho, revocando la sentencia del TSJ de Andalucía y declarando firme la primera sentencia del Juzgado de lo Social 3 de Jerez de la Frontera.

(Existe un voto particular que puede ser consultado en el texto de la sentencia).

Posted in Noticias Blog