logo-tema
soporte-redes

Noticias Blog

Tiempo del bocadillo ¿trabajo efectivo?

Tiempo del bocadillo ¿trabajo efectivo?

Tiempo del bocadillo ¿trabajo efectivo?

 

Sentencia del Tribunal Supremo

 

A la hora de la negociación del calendario laboral de 2014 se planteó una diferencia entre los representantes sindicales y la empresa; dicha divergencia se centraba en la consideración como tiempo de trabajo efectivo los 15 minutos para el bocadillo en jornada continuada superior a seis horas y que la empresa no consideraba como tiempo de trabajo. Los trabajadores consideraban como trabajo efectivo 7,5 minutos, mientras que los otros 7,5 minutos son a cargo del trabajador y por tanto no tiempo de trabajo, tal como se venía haciendo anteriormente en dicha empresa.

Al no haber acuerdo la representación sindical presentó demanda la cual fue desestimada por el Juzgado de lo Social núm. 11 de Valencia. Presentado recurso de suplicación, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, estimó parcialmente dicho recurso, y revocó la anterior sentencia, “…dejando sin efecto la modificación sustancial de condiciones de trabajo impuesta con ocasión del calendario laboral de 2014, en el horario y distribución de la jornada, y desestimamos la pretensión de que 7,5 minutos de los 15 minutos diarios de descanso para el bocadillo sean considerados como de trabajo efectivo”.

Por parte de la empresa se presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo para unificación de doctrina. En los Fundamentos de Derecho, entre otros razonamientos, señala la Sala que “…no puede considerarse como una condición más beneficiosa la simple tolerancia, por parte de la empresa, de que en los calendarios de los años anteriores, desde el comienzo de su actividad hace cinco años, se haya seguido la recomendación prevista en el Convenio Colectivo, de que 7,5 minutos de los 15 de descanso para el bocadillo, sean considerados como de trabajo efectivo, debido a que la naturaleza de condición más beneficiosa solo se predica de la que se produce por la voluntad empresarial de conceder el beneficio por encima de las exigencias legales o convencionales reguladoras de la materia.

Para la Sala la empresa no ha incurrido en una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, (de 224,5 días de trabajo a 228,12), las horas de trabajo no se modificaron; simplemente  “… el empresario ha cesado en su ’tolerancia‘ de considerar tiempo de trabajo los 7.5 minutos diarios de descanso para bocadillo, y ha pasado a disponer que no cabe considerarlos tiempo de trabajo”. 

Por todo ello la Sala estima el recurso de la empresa y confirma la primera sentencia que desestimaba la demanda de los representantes sindicales.

Posted in Noticias Blog